giovedì 7 luglio 2011

Neuroeconomía y neuromarketing: ¿es mi cerebro quien decide qué comprar?

¿Por qué Coca-Cola vende más que Pepsi? ¿Por qué los colores amarillo y rojo de algunos negocios de hamburguesas nos atraen tanto?

Preguntas como estas probablemente podrían haber tenido interpretaciones económicas, sociales y psicológicas válidas hace 50 años.

Hoy en día la globalización de la investigación neurobiológica y la capacidad tecnológica de poder visualizar las zonas de nuestro cerebro parece proporcionar respuestas más acertadas al problema de las decisiones que el hombre realiza en el campo económico.